Alberto Fernández relanzará el plan Procrear y apunta a reactivar la construcción

Alberto Fernández relanzará el plan Procrear y apunta a reactivar la construcción

En el marco del paquete de 60 medidas que traza el Gobierno para salir de la crisis económica y atenuar el impacto de la pandemia, Alberto Fernández​ relanzará este martes el plan Procrear para la construcción, refacción y ampliación de viviendas.

La iniciativa, moldeada por la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, atiende el pedido de gobernadores e intendentes para reactivar la obra pública y privada y también marca un giro respecto a cómo se implementó el Procrear durante la gestión de Mauricio Macri, en la que intervinieron bancos privados.

"El Procrear va a volver a ser muy potente en manos de un Estado que entiende que el mercado financiero no reemplaza el rol del Estado, pero que podemos trabajar en conjunto”.

El nuevo esquema del Procrear prevé préstamos personales del Banco Hipotecario para la compra de materiales de construcción y la contratación de mano de obra para realizar refacciones en casas ya habitadas y, por otra parte, líneas de créditos hipotecarios para la adquisición de viviendas.

El objetivo para este relanzamiento del plan ideado en 2012 durante el segundo mandato de Cristina Kirchner es que el programa posibilite la construcción de 34 mil viviendas y la refacción y ampliación de otras 273 mil.

Sólo para lo que resta de 2020, el Gobierno prevé una inversión cercana a los 25 mil millones de pesos. 

Al mismo tiempo, el Gobierno avanzará con la entrega de unas 11 mil viviendas en todo el país ya terminadas que no habían sido asignadas durante la gestión anterior.

Fernández anunciará créditos personales para reformas que oscilarán entre 50 y 500 mil pesos, con una tasa de interés fija del 24 por ciento. 

El canje en su hora decisiva: ¿Los jubilados y los niños y niñas pobres, estarán mejor o peor si la Argentina va al default?

Habrá, además, líneas para "Mejoramientos Sustentables" en materia energética, dirigida a barrios populares. Una de ellas estará enfocada en la conexión domiciliaria de gas. En este caso, la tasa de interés sería menor (hasta un 16%) y los adjudicatarios podrán calificar incluso no teniendo ingresos formales ya que la devolución del crédito se hará junto con el pago mensual del servicio.  

En cuanto a la construcción, el plan tiene dos ejes: líneas para la edificación de viviendas en "Lotes con Servicios"; y los "Desarrollos urbanísticos", que incluyen créditos hipotecarios para la compra de viviendas nuevas.

Como novedad, habrá una nueva línea de crédito, denominada "Desarrollos Habitacionales", que implica la construcción de viviendas por parte del Estado.  

El plan amplía el rango de los requisitos que necesita una familia para ingresar al programa: va a haber 4 segmentos de entre 0,5 a 4,5 salarios mínimos, vitales y móviles. Esto permitirá -resaltan en el Gobierno- que puedan calificar familias mono parentales y de bajos recursos. 

En cuanto al acto, en el Gobierno anticiparon que Fernández encabezará el anuncio en la Quinta de Olivos, donde -salvo excepciones- sigue su agenda desde que impuso la cuarentena en marzo. Desde allí se comunicará por videoconferencia con mandatarios de distintos puntos del país. "La idea es que tenga un tinte federal", remarcaron.