PILA: conmovedora carta de una joven que denunció haber sido abusada de niña

PILA: conmovedora carta de una joven que denunció haber sido abusada de niña

A continuación transcribimos la carta que tomo estado público en las últimas horas.

hace mucho tiempo que quería escribir esto, hacerlo público, que todo el mundo se entere, que sirva de ayuda para aquellas/os que están pasando por esta situación o pasaron. Estoy nerviosa, mis manos tiemblan al escribir y mi corazón late a mil.

fui abusada sexualmente en mi infancia por un familiar, de los 3 a los 6 años; no sabia que era eso que me hacía, recuerdo que siempre me decía que me callara, que no le contara a nadie, incluso me llevaba golosinas al jardín y me decía no le cuentes a nadie. T ahí estaba, callada, obedeciendo a sus órdenes y sus deseos sexuales. Después de los 6 años no lo volví a ver más. Cuando tenia 9 años fui abusada por un conocido de la familia, por otro tipo más, recuerdo que me lo quería sacar de encima, no podía. Le pegue una patada y me fui corriendo hasta un kiosco. Entre llorando, <que te pasa mili> me pregunto la dueña,nada le dije y otra vez me calle. Nunca le conté a nadie, más que a mi almohada que era la única que sabía de mis pesadillas y noches llorando. A los 15 me llega la buena noticia que el tipo que me violo cuando tenia 3 años, falleció. Sentí un alivió, la justicia divina había actuado, ya podía dormir <dormir tranquila>. Pensé que ahí, había terminado todo, pero no fue así. Recuerdo ese día, como todo los otros que me hicieron tanto daño. Tenia 16 años, estaba en PILA,provincia de Buenos Aires,argentina; siempre usaba ropa suelta, pero ese día andaba con una calza gris ( la amaba, y después de ese día no la volví a usar); fui a comprar, ya casi cerraba, otro mal nacido más que me abuso de mi. Ahí me quede, no hice nada, era como estatua, no podía reaccionar ante lo que estaba haciendo. Salí del lugar corriendo, llegue a casa llorando, sentí culpa, vergüenza al igual que en todas las otras situaciones. Claro, me quede callada, una vez más. 

Tengo 26 años, ya no soy la mili de antes y hasta hoy me quede callada, en silencio, haciéndome responsable de una culpa que no era mía. Y hoy voy contra el mundo si es necesario, firme a mis convicciones y con la fuerza y valentía que se necesita en una sociedad que al hablar de violacion te ponen en tela de juicio de si es verdad o no tu palabra, en una sociedad que hablar de violacion es un tema tabú, en una sociedad que la justicia es una mierda.

hace un par de mese, me entero a raíz de una publicación de Instagram, que no fui la única abusada por este último tipo, somos alrededor de más de diez chicas. Tres de las cuales hicimos la denuncia correspondiente,paso más de un mes y aún la justicia no determinó ninguna medida para el, sigue como si nada por la vida, sigue abusando de más chicas. Se qué hay muchas que aún no se animan a denunciarlo, ni siquiera a hablar. No hace falta que ponga nombre de este hijo de puta por qué sé que al leer esto va a saber de inmediato de quien hablo.

escribi esto con el fin de ayudar a más chicos y chicas que pasan por esta situación, brindarle mi ayuda y apoyo para que puedan hablar y denunciar. Para aquellos que tienen hijos,sobrinos,hermanos,primos,amigos,hablen,enseñen a que nadie los puede tocar, lo que esta bien y lo que no.”

Y PARA VOS QUÉ TODAVÍA ESTÁS SUELTO,SI NO ES LA JUSTICIA,ENTONCES QUE SEA LA JUSTICIA SOCIAL LA QUE TE CONDENE. 

                                                                                                                                             Milagros,Zabala