Referentes del feminismo celebraron 35 años del primer Encuentro Nacional de Mujeres

Referentes del feminismo celebraron 35 años del primer Encuentro Nacional de Mujeres

El panel,organizado por el Centro Cultural San Martín y transmitido a través de las redes sociales,estuvo coordinado por la directora del Observatorio de Género en la Justicia, del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Diana Maffía; y con la participación de la presidenta de la Fundación Agenda de las Mujeres, Susana Gamba; la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora CortiñasMargarita Belloti, abogada de la Asociación de Trabajo y Estudio de la Mujer (ATEM); la periodista Adriana Carrasco y la militante feminista Nina Brugo.

Maffia recordó que “cuando en 1986 se encaró la organización de este encuentro ya había muchos años de ejemplo de lucha de las Madres de Plaza de Mayo; el feminismo y las madres se unieron por primera vez en 8 de marzo de 1984 en la Plaza de Mayo”.

“Yo recuerdo tres madres que se declararon feministas, Nora Cortiñas, Laura Bonaparte y Lita Boitano; pero la interacción entre el feminismo y los derechos humanos fue una relación que se fue amasando en esos años”, mencionó.

A su turno, Cortiñas contó que “al principio cuando hablábamos de feminismo a algunas personas les sonaba como algo alejado, como que estábamos en otra cosa que era la búsqueda de nuestros hijos y su aparición con vida en un contexto político muy intenso, quizás por eso costaba un poquito”.
 

"Yo entendí lo que era el feminismo cuando me di cuenta de que yo toda la vida había pensado que tenía deberes y no derechos".

NORA CORTIÑAS



“Estaba Laura Bonaparte y estaba René Epelbaum que era una feminista que tenía un modo de ser muy plácido y caminar hacia esa identificación que a mí me enseñó mucho porque yo no era feminista, yo me había hecho la idea de las europeas que revoleaban el corpiño cuando marchaban y yo era muy doméstica y de un hogar tradicional; además mi marido que era muy celoso mucho no aceptaba”, rememoró.

“Cuando me invitaron yo me sentí como esas chicas de quince años que salen de la pubertad y entran en otro mundo, para mí era lo mismo; fue todo un cambio y un aprendizaje como cuando nos preparamos para ir al encuentro de mujeres que se hizo en Moscú”, apuntó.

Cortiñas remarcó: “agradezco todo lo que aprendí con Maggie Belloti, con ella pude empezar a entender todo lo que es la sexualidad porque para mí el género era eso con lo que nos hacíamos una pollerita; yo entendí lo que era el feminismo cuando me di cuenta que yo toda la vida había pensado que tenía deberes y no derechos, porque creía que los derechos eran para otras mujeres más avanzadas”.

“Recuerdo con mucho cariño a las periodistas Marta Merkin y Annamaría Muchnik tenían su programa 'Ciudadanas' y cuando se comenzaba a programar el Encuentro les digo fuera de micrófono 'chicas yo soy más femenina que feminista' y se me rieron en la cara y me empezaron a preguntar qué sabía de feminismo y yo les explicaba que en mi familia era todos varones y a mi no me entraba ese cambio hasta que hizo explosión”, añadió.

Respecto de su experiencia en los primeros Encuentros Nacionales de Mujeres, Cortiñas dijo: “cuando íbamos dos o tres madres a esos encuentros lo que buscábamos eran talleres en los que pudiésemos encontrar solución a la búsqueda que hacíamos nosotras de Verdad y Justicia, buscábamos que en los talleres se hablase de los caminos para que hubiese juicios y la búsqueda se intensificara”.

“Las tres o cuatro que íbamos nos dividíamos para no estar todas en el mismo taller y participar también de talleres que nos dejasen aprendizajes políticos; los Encuentros fueron una manera de avanzar cuando a las mujeres nos quisieron desaparecer como movimiento cuando éramos invisibles hasta que apareció el Ni Una Menos y la campaña para la legalización del aborto”, agregó.
 

“Cuando repartíamos folletos por el derecho al aborto en la esquina del congreso a mí me gustaba llevar el pañuelo blanco y mucha gente me miraba mal porque no entendía como una madre iba a estar a favor del aborto, y ahí teníamos que llevar bien aprendidos los argumentos para explicar que luchábamos por los derechos de muchísimas mujeres vulnerables”, completó Cortiñas.

En tanto, la periodista Adriana Carrasco subrayó: “esta cuestión de los Encuentros de Mujeres y del feminismo, que se ha convertido en un movimiento al que cada vez entran más minorías oprimidas a reclamar por su situación; porque han encontrado en el feminismo un canal para encausar sus luchas casi más adecuado que los partidos políticos; esta preocupación por la que nos rompíamos la cabeza para ver como las reivindicaciones de las mujeres iban a llegar a los partidos políticos ahora se da así”.

El Primer Encuentro Nacional de Mujeres se realizó en el Teatro San Martín de la ciudad de Buenos Aires los días 24 y 25 de mayo de 1986 con una concurrencia de alrededor mil mujeres procedentes de distintos lugares de Argentina; mientras que el XXXIV que se desarrolló en 2019 en la ciudad de La Plata, con la participación de cerca de 200.000.